LA PIROTECNIA (otra vez) PERO HAY MÁS CONSEJOS!!

Publicado el día 18/12/2017

Campaña “Bahía Sin Pirotecnia”

Una vez más, para esta época, volvemos a un tema repetido: el temor de los animales de compañía a la pirotecnia de las Fiestas.
En un artículo del año pasado explicamos las bases comportamentales del problema y la necesidad de tratar durante el año las Fobias asociadas a los estruendos.
Sin embargo, esos tratamientos llevan tiempo y ya estamos a días de la Navidad y el Año Nuevo. ¿Qué hacemos? He aquí algunos tips:

  • Interponga muchas puertas o barreras entre el Bobby y la calle: no es momento de dejarlo en el patio de adelante, aunque habitualmente se quede ahí todo el año. El ataque fóbico por pirotecnia va a correr por completo el eje del comportamiento normal del animal. No va a ser el mismo, incluso puede llegar a adquirir habilidades extraordinarias, como saltar un paredón que en apariencia era infranqueable.
  • De ser necesario, enciérrelo. Una habitación (un lavadero, un galponcito) preparados para tal fin, sin grandes ventanales de vidrio ni nada que pueda ser atravesado o lastimarlo.
  • Póngale música fuerte o prenda el televisor, cualquier sonido al que esté habituado y que supere o enmascare al de la pirotecnia.
  • No lo consienta de más. Si muestra temor, procure continuar con su vida, como si nada. No lo alce ni le acaricie ni le hable explicándole las bases antropológicas del festejo navideño. Él no lo entenderá y sólo captará que su miedo fue aceptado y premiado.
  • No lo ate con una correa a un árbol. En la desesperación, el bicho puede girar en redondo hasta ahorcarse.
  • Por las dudas, póngale collar con una chapita o al menos un llaverito como el de la imagen (salen 5 pesos). En esa chapa o llavero ponga su celular, nada de “Bobby”, porque no será un dato que sirva en caso que se pierda, aún tomando las previsiones que recomendamos en esta nota.
  • No deje de consultar con su Veterinario de confianza, tal vez haya que medicar.

 

En el flyer que ilustra esta nota queda claro que adherimos a la campaña #BahiaSinPirotecnia, la cual está organizada por ONG’s de padres de chicos con autismo y entidades animalistas, todas en apoyo al cumplimiento de la Ordenanza 11252, que a pesar de datar del año 2000, sabemos que no se respeta. No sólo los perros con fobia sufren con los petardos, también los chicos autistas, los ancianos y los pájaros, además de las personas que se accidentan y los incendios que se producen. Más allá de las puniciones, la campaña intenta promover CONCIENCIA sobre el sufrimiento del otro y no podemos estar más de acuerdo con eso.

Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (UBA)
MP: 6491