NO INSISTAN: NO HAY “GATOS ALFA”

Publicado el día 03/08/2017


Transcribimos una nota muy interesante de la especialista en Comportamiento Animal (Etología Clínica) debido a uno de los mitos más frecuentes en “conducta gatuna”: que un gato sea “alfa” o “el líder de la manada”.

“Pocas cosas me han sorprendido tanto como leer la descripción de un síndrome fantasioso y artificial en internet, el síndrome del gato alfa. A los efectos prácticos, puedo comprender que en la interacción tengamos la percepción que un individuo de un grupo de felinos tiene un comportamiento particular que podamos asociar a lo que consideramos un perro líder. Desde el punto de vista clínico, son varias las razones por las cuales se presentan ciertos comportamientos agonistas, muchas de ellas están relacionadas con las condiciones de desarrollo del individuo en cuestión, sexo, si esta esterilizado o no, etc. pero jamás será porque es un problema de orden social.
Los gatos carecen de estructura social, simplemente porque son territoriales y la socialización es un aprendizaje facultativo, es decir, no necesario para la especie. En contrapartida, los gatos tienen un vínculo con su territorio, que es organizado en diferentes campos de actividad, esto es lo que los apacigua y mantiene su equilibrio emocional.
El gato gestiona los recursos de su territorio, siendo mas o menos tolerante en los diferentes campos de actividad, esto evoca una gestión jerárquica, pero no lo es, los recursos son utilizados en función del primero llegado es el primero servido, pueden comer todos juntos sin ser particularmente conflictivo y en algunas circunstancias, un individuo en particular puede ser mas territorial que el resto, generando alguna disputa, si que ello sea un tema de competencia.
En el gato, no existe la agresión jerárquica dentro de las secuencias agresivas de su esquema de comportamiento.”

FUENTE: Dra: María de la Paz Salinas, Etología Cínica. Página de Facebook: “Comportamiento Animal y Psiquiatría Veterinaria”. – Septiembre 2016