Los Murciélagos, la Rabia y Nosotros”

Publicado el día 08/10/2018

Un tema que permanece vigente y que genera cada vez más consultas a medida que se acercan los meses de calor: el tema de los murciélagos. Al respecto, compartimos conceptos del Colegio Veterinario de la Provincia de Buenos Aires, que se expide sobre estos particulares bichitos y el riesgo de transmisión de la Rabia:

“En lo que va de 2018 el Departamento de Zoonosis Urbanas de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires confirmó 89 casos de rabia en murciélagos. Ante este panorama, el Colegio de Veterinarios Bonaerense incentiva la vacunación de perros y gatos.

El Departamento de Zoonosis Urbanas de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud Provincial dio a conocer que durante este año ya se registraron 89 casos de rabia en murciélagos insectívoros en la provincia de Buenos Aires, el último fue en el mes de septiembre en Lobería. De esta manera, a pesar de las metas propuestas por la Organización Mundial de la Salud de erradicar la enfermedad, el tema parece estar cada vez más vigente en Argentina.

Cómo actuar en caso de encontrar un murciélago:

– Si se encuentra dentro de un domicilio, se debe intentar que salga solo. De no ser posible, debe aislarse y llamar a Centro de Zoonosis del Municipio al que pertenecen.
– Aunque parezca muerto, no se debe tocar: se debe evitar la exposición a mordeduras. Alejar a los niños y mascotas del lugar.
– Quienes encuentren murciélagos de día, heridos o muertos, deben aislarlos y comunicarse inmediatamente con el Centro de Zoonosis para que puedan realizar las pruebas pertinentes.
– Enseñar a los niños sobre el riesgo de jugar con murciélagos: no son una mascota, no se debe tratar de alimentar ni de manipular. No es habitual que estos animales estén visibles de día y menos en el piso, siendo en estos casos muy probablemente un animal enfermo, con altas probabilidades de tener y contagiar rabia.
– Si el murciélago mordió a una mascota, debe llevarse de urgencia al Centro de Zoonosis del Municipio más cercano o consultar con un profesional veterinario.
– Si el murciélago mordió a una persona, debe concurrir inmediatamente a un hospital.”

Fuente: Prensa – Colegio de Veterinarios de la Pcia. de Bs. As.

EL MANEJO DE LOS RESIDUOS URBANOS, EL ECOSISTEMA Y LOS PERROS

Publicado el día 08/07/2018

Hace muchos años, en un Congreso sobre Leptospirosis (enfermedad bacteriana que las ratas pueden transmitir a perros y humanos a través de la orina) un disertante del cual no recuerdo el nombre dijo: “el problema de los perros callejeros es el de la gestión de los residuos”. En ese momento no lo entendí o lo entendí a medias, pero tiempo después, estudiando ecología de las poblaciones, pude acercarme mejor al concepto.
Para arrancar, algunas cuestiones teóricas: se llama ECOSISTEMA a la “comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente” (definición de la Real Academia Española). Aunque los libros de texto suelen ilustrar este concepto con un paisaje de mantañas o ríos, la realidad es que una CIUDAD como la nuestra también es un ECOSISTEMA. Tiene todo lo que se necesita para serlo, un componente inanimado, abiótico, sin vida y también uno animado, biótico, con vida. Más académicamente hablando: un BIÓTOPO (el terreno, las calles, las casas, la parte inanimada de la ciudad) y una BIOCENOSIS (organismos, vegetales o animales). Perros y personas formamos parte del componente animado, la Biocenosis, de este ecosistema urbano.
En un ecosistema, cualquiera sea, los organismos viven y se reproducen según los recursos que les ofrece el ambiente. De una forma simplificada, esos recursos son alimento, refugio y ausencia de depredadores. Todo esto le es ofrecido a los perros “sueltos” (callejeros, vagabundos) en el ambiente urbano. Ellos no tienen depredadores directos, aunque las causas de decesos no naturales puedan ser varias, desde accidentes de autos hasta envenenamientos masivos. Por otra parte, en una ciudad, la oferta de refugio es abundante: construcciones, parques y sitios abandonados configuran un paisaje que ayuda a combatir las inclemencias del tiempo. Y queda el tema del alimento, que es el punto al que queríamos llegar.
El alimento otorga a los organismos vivos la energía necesaria para sus procesos naturales. La reproducción es uno de ellos. En la mayoría de las especies (entre ellas, el Canis lupus) hay un consenso general en afirmar que la reproducción es una función “de lujo”. Si la nutrición es adecuada, la reproducción es posible. En el caso de carencia o limitación alimentaria, todos los procesos reproductivos se retardan o directamente se suspenden. El intrincado mecanismo hormonal que necesita un individuo para ser fértil suele depender de la reproducción y de la ausencia de stress. La naturaleza es sabia: si algún recurso escasea o un peligro abunda… ¿para qué traer más individuos al mundo? ¿Qué sentido evolutivo tendría tener más bocas que alimentar en épocas de “malaria”?. En tiempos difíciles y en el caso de las perras, si bien el ciclo ciclo sexual no necesariamente se interrumpa por completo, si puede espaciarse. Sabemos que los lobos tienen una camada por año e incluso cada año y medio. La domesticación redujo el período de celo y lo transformo en dos por año, pero esto es cierto en animales cuidados y bien alimentados, viviendo bajo la protección de una familia. No es ilógico pensar que en el caso de los animales en situación de calle, el ciclo se acerque más a “lo natural” de la especie y las camadas se reduzcan. A lo largo de la vida del animal, la cantidad de cachorros que deje de descendencia será mucho menor que aquel teórico “6 a 8 cachorros cada 6 meses”. Eso impactará directamente en el crecimiento poblacional.
¿Qué alimentos ofrece el Ecosistema Urbano? De dos tipos: la alimentación “solidaria” de las personas que ponen platos de balanceado en la vía pública… y la basura, por más duro que suene.
Los residuos comestibles pueden ser un recurso importante para el mantenimiento de la población de perros y gatos urbanos. En una reciente nota de “La Nueva.com”, el autor apunta que en Bahía Blanca sus habitantes desechan 40 gramos de alimentos diarios. Proyectados a los 301.572 habitantes censados en el 2010, la ciudad desperdicia poco más de 12 toneladas de comida aprovechable todos los días.

Jugando un poco con las cifras y según la ciencia de nutrición animal, un perro necesita entre un 5% a un 7% de su peso corporal por día, con una variabilidad del 20% (esta cantidad se reduce con los alimentos comerciales, debido a su característica de “balanceados”). Para simplificar, supongamos que el peso promedio de los perros en la calle es de 10 kg y que consumen el 5% del peso vivo por día (500 gr), esas 12 toneladas citadas alcanzarían para alimentar a 24.000 animales. Si los datos teóricos de población animal indican que la ciudad cuenta con 1 perro cada 4 habitantes, y de ellos el 40% deambula en la vía pública, tenemos que el residuo comestible alcanzaría para alimentar casi al 80% de esos 30.000 perros.

Y no hay mucho que agregar: el ecosistema se sustenta a sí mismo y mientras los recursos continúen disponibles, las especies que viven en él tenderán siempre a crecer.

Es por esto que es necesario el control ético de la Fauna Urbana pero también un control ambiental de los recursos que ofrece la ciudad. No se trata de “matar de hambre” a los perros, porque siempre habrá quién los alimente, pero si de gestionar adecuadamente los residuos para aprovechar todas las ventajas que eso conlleva, principalmente relacionadas con la salud ambiental, de las personas y de los animales, no perdiendo nunca de vista el concepto universal de “Una Sola Salud”.

DR. ROBERTO F. GIMÉNEZ
Médico Veterinario (U.B.A.)
MP: 6491

NI PERROS CHICOS, NI OMNIVOROS, NI VEGANOS: LOS GATOS… CARNÍVOROS ESTRICTOS

Publicado el día 18/04/2018
Reproducimos un artículo muy interesante de la página “BIO-FOOD”. Ante el auge de imponer alimentación vegana en especies carnívoras estrictas (como la felina), es necesario conocer la fisiología del animal para no incurrir en maltrato.

Científicamente, los gatos son considerados un carnívoro estricto. El término carnívoro estricto hace referencia a aquellos animales que sólo se alimentan de carne. Obviamente, pueden consumir alimentos de origen vegetal o derivados de otros animales, sin embargo, estos alimentos no son esenciales para su dieta.

La herencia carnívora del gato salvaje ha hecho que los gatos domésticos tengan un metabolismo que procesa de forma efectiva altos niveles de proteína y que requieran de estas proteínas en la alimentación para mantenerse fuertes y sanos y permitir el funcionamiento metabólico de su organismo.

Los gatos son cazadores solitarios originarios de áreas desérticas, siendo los pequeños roedores la base de su alimentación. Esto explica que la evolución haya llevado al gato doméstico a hacer unas 10-20 pequeñas comidas a lo largo del día y de la noche, ya que en la naturaleza cazaba día y noche pequeñas presas.

El gato al ser estrictamente carnívoro, y a diferencia de los perros, necesita un aporte extra de proteína de origen animal como fuente de energía. En estado salvaje se ve reflejado esta preferencia por el tejido animal, y al ingerir las presa, los gatos salvajes evitan consumir las partes vegetales presentes en sus vísceras.

Podemos entender que los perros son omnívoros analizando el comportamiento alimentario de sus ancestros los lobos. Para los lobos su presa natural son los grandes ungulados, de los que sus partes favoritas son las vísceras, donde encuentran materia vegetal parcialmente digerida, formando parte de su dieta normal una cantidad importante de vegetales. Además, también se alimentan directamente de frutas, vainas y hongos. Los perros se comportan de manera muy parecida, y son capaces de digerir y aprovechar una dieta variada, es decir, son animales omnívoros.

El tema de la Taurina

La taurina no es un aminoácido propiamente dicho, contiene ácido aminosulfónico que forma parte de la cadena polipeptídica de las proteínas. Es un producto final del metabolismo de los aminoácidos azufrados, y está relacionado a la estructura y funcionamiento de la retina. Los gatos no pueden sintetizarla en cantidad suficiente y su aporte es importante en esta especie.

La taurina se utiliza en la prevención y el tratamiento de las enfermedades cardíacas graves, llamadas miocardiopatías dilatadas. Para el gato, la taurina es un aminoácido esencial. Es indispensable para la visión y la función reproductora. Sus virtudes protectoras frente a los radicales libres hacen de ella también un antioxidante de calidad en la lucha contra el envejecimiento. La taurina permite que el hígado sintetice las sales biliares. Actúa también influyendo en los flujos de calcio entre el interior y el exterior de la célula, por lo que su acción es muy importante en el funcionamiento cardíaco. Además, tiene una importante acción antioxidante en la célula. Finalmente, la taurina desempeña un papel de precursor en la síntesis de los lípidos complejos de la piel (glicoesfingolípidos), que tienen propiedades antimicrobianas (funciones de barrera).

Los humanos y los perros son capaces de producir taurina (o sea, sintetizar o crear por ellos mismos la Taurina), y por ello no tenemos deficiencia de ella. Pero el organismo de los gatos no puede producir taurina.

NOTA: la fuente principal de Taurina para los gatos es la carne (de pollo, de vaca, el hígado). Los alimentos balanceados para gatos la contienen, puesto que están fabricados en base a carne. Si bien hay vegetales que también contienen Taurina (legumbres), la proporción no sólo es menor si no que tampoco puede ser aprovechada por los felinos. Ellos tienen una longitud intestinal menor (en comparación con omnívoros, como el perro y el hombre), por lo que la absorción de los nutrientes vegetales es más deficiente. La adición de Taurinas artificiales también es deficiente. En definitiva, lo del título: los gatos, carnívoros estrictos.

VACACIONES: CÓMO ELEGIR GUARDERÍA PARA MI PERRO

Publicado el día 08/01/2018

Llegaron las vacaciones, las valijas están listas, el hotel o departamento reservado y las ojotas puestas. Ya tenemos a un amigo o sobrino que estará atento a la alarma en casa, le avisamos a todos que nos vamos de vacaciones y podemos decir que está todo listo. O casi. Desde su colchoneta el Bobby nos mira con desconfianza. Nos perdona que no lo llevemos con él (pocos lugares “pet friendly” en la Argentina), pero no la pasa bien cuando queda solo. El año pasado fue un desastre: destrozó el patio, los vecinos nos contaron que ladraba todo el día y cuando volvimos se lo vió muy desmejorado pues bajó mucho de peso. Este año las vacaciones serán para él también y la idea es mandarlo a una guardería para que esté acompañado.

Este relato es bastante frecuente, porque expone un problema frecuente: qué hacer con el perro cuando nos vamos de vacaciones. Muchos tendrán alternativas, como recurrir a un familiar o amigo para que lo cuide, pero también hay cantidad de familias que cada vez más acuden a  los servicios de guarderías. El tema es… ¿cómo elegirlas?.

En esta nota, algunas preguntas que debemos plantearnos. Las dos primeras no requiere siquiera pisar el lugar (no incluyo la típica “¿cuánto cobran?”)

PREGUNTA 1: “¿Está habilitada?” Una guardería es un lugar en donde se alojan temporalmente animales como servicio pago. Las hay de perros, de gatos o de ambas especias (obviamente, en lugares separados). Sin embargo es una actividad que raramente está controlada en la Argentina. No hay un marco legal nacional o provincial para este tipo de emprendimientos. A nivel local, cada ciudad emite sus ordenanzas que buscan regularlas, aunque no siempre funcionan. En Bahía Blanca, por ejemplo, la Ordenanza N• 13948 establece en su Artículo 4º la creación de un “Sub-registro de pensiones o albergues, peluquerías y transporte caninos y felinos”. Sin embargo, aunque data del año 2006, dicha Ordenanza nunca se reglamentó. Es por ello que es poco probable que una guardería en nuestra ciudad esté habilitada como tal. Las Veterinarias tienen habilitación del Ministerio de Agroindustria de la Provincia por lo que si la guardería funciona dentro de la Clínica, ese trámite las encuadra. Todo queda reducido entonces a la confianza que podamos o no tener con el propietario del lugar. Para eso debemos buscar antecedentes, recomendaciones y leer los comentarios de las redes sociales, si es que tienen. Preguntemos también si emiten factura. Desde el punto de vista de la atención del animal, esto no asegura nada pero hace al lugar un poco menos “trucho”.

PREGUNTA 2: ¿Tienen asistencia veterinaria?… No importa que el Bobby esté sano, siempre puede ocurrir algo y hay que estar preparado. Además, se supone que un veterinario en una guardería de trayectoria puede haber recomendado mejoras. Si le dicen que sí, que tienen veterinario, pregunte el nombre y procure hablar con él, para pedirle referencias. Si le dicen que “no necesitan” porque “saben mucho de perros” y cualquier problema “lo atienden ellos” olvide ese lugar.

PREGUNTA 3: “¿Cómo son las instalaciones?”… Si bien no hay un estándar, hay requisitos mínimos que se deben cumplir, gran parte de ellos relacionados con tres variables: el estado sanitario de las instalaciones, sus dimensiones y las separaciones. A nivel internacional, se toman muy en cuenta las especificaciones de la Asociación de Veterinarios de Refugios de USA, quienes sugieren que la salud del animal debe estar asegurada lo cual incluye superficies lavables en los caniles así como separaciones adecuadas (¿jaulas espaciosas e individuales? ¿varios patios de recreo?) Es fundamental que haya diferentes secciones bien cercadas para en el caso de haber hembras en celo o animales con mucho temperamento aislados del resto. La sociabilización de los perros fuera de casa puede ser complicada y si no se pueden separar los animales conflictivos, las peleas serán importantes.

El estado sanitario del lugar lo sentirá en el olfato: si usted lo va a visitar con anticipación, podrá darse cuenta si el sitio es limpio o no, Por más que haya perros en cantidad, la higiene y la ventilación aseguran que el ambiente sea sano y que su animal tenga menos riesgos. Ya que está, eche un vistazo a la comida y al agua que tengan los “huéspedes”, le dará una idea fundamental del servicio.

PREGUNTA 3: “¿Cómo es el servicio?”… En esto deberá confiar en su “instinto social” para descubrir cómo son las personas, cuan eficiente o “chanta” le pueda parecer y lo cuidado o no que es el servicio. Cuanto más detalles ofrezcan y más abiertos sean en compartir lo que hacen, en mi opinión, es mejor para el cliente. ¿Cuánta experiencia tienen en el tema? ¿Cuántas personas trabajan ahí? ¿Hay gente todo el tiempo? ¿Cuántas veces por día limpian los caniles, les dan de comer a los animales, los llevan a las áreas recreativas, etc.?. Tómese su tiempo para preguntar, eso le ahorrará disgustos.

PREGUNTA 4: “¿Cómo es su animal?”… La última pregunta tiene que ver con su perro… ¿está seguro que podrá adaptarse a una guardería? ¿Cómo se llea con otros perros? ¿Es muy delicado para las comidas? (averigüe cómo se manejan en estos casos) ¿Cómo se lleva con otros perros?. No todos los animales pueden adaptarse a los pensionados. De hecho, hay muchos de éstos que tienen requisitos muy estrictos de admisión, y hay que ver si “el Bobby” los cumple. Si el responsable de la guardería le hace muchas preguntas en relación a su perro, le aconsejo contestarlas con la mayor sinceridad posible. No tienen sentido “vender” a su mascota como “la más buenita del mundo” si después va a traerle conflictos a todos. Y si le piden certificados de vacunas y desparasitaciones previas, no se ofenda: todas las precauciones que se tomen son para el bien de todos los alojados.

¡FELICES VACACIONES!

Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (U.B.A.)
MP: 6491

¿QUÉ ES LA FAMOSA “DISPLASIA DE CADERA” EN PERROS?

Publicado el día 10/09/2017

Para entender esta patología tan extendida entre los Ovejeros Alemanes y otras razas grandes, transcribimos una nota de “Notivet

La Displasia de Cadera en perros, fue descripta ya en 1935 y desde entonces ha sido reportada en la mayoría de las razas y es la enfermedad ortopédica más común.
Ha sido asociada siempre con las razas grandes y medianas, de rápido crecimiento y maduración, dietas de alto valor calórico, disminución de las masas musculares pélvicas y anormalidades del músculo pectíneo.

Se trata de una mala congruencia de la cavidad acetabular ( cadera) con las cabezas femorales que pueden aparecer luxadas o sub luxadas. En articulaciones con alguna alteración, se observa desde un ligero a grandes desplazamientos laterales de las cabezas femorales – subluxaciones – que permiten el “juego articular”. El efecto es dañar, inflamar y finalmente debilitar la articulación de la cadera. La cantidad de líquido sinovial aumenta y el ligamento redondo se hincha y se estira. El cartílago normalmente liso , que cubre los extremos de los huesos opuestos, es desgastado y la cápsula articular se inflama y se vuelve gruesa. – cambios degenerativos de Osteoartrosis.

¿Cómo se manifiesta? Generalmente los propietarios de un cachorro con displasia, consultan al veterinario por las dificultades que presenta el cachorro para pararse, el tambaleo de las patas traseras al caminar. Presentan caderas anchas, cuadradas, son cachorros bastante sedentarios, algunos comen sentados, pueden ser agresivos o demasiado “buenitos”. Algunos cachorros no manifiestan síntomas y llagan a la edad adulta conviviendo bastante bien con la afección pero son los portadores genéticos y los posibles transmisores a sus crías. La manifestación con todos sus signos va a aparecer tarde o temprano.

Los hallazgos clínicos incluyen: intolerancia al ejercicio, rengueras, se incrementa la dificultad para saltar o para echarse dolor a la palpación o al pararse, sonidos de chasquido en movimientos forzados o en el andar , atrofias musculares, incremento de la agresión debido al dolor, restricción de los movimientos de la cadera, dificultades para correr o saltar , etc. son cachorros muy “buenitos” que permanecen mucho tiempo echados, no ” rompen nada”.

¿Cuáles son las razas más afectadas? De acuerdo a estudios realizados por la OFA – Fundación ortopédica para Animales en EE.UU. por más de 20 años – los rangos de displasia van desde los más bajos : 0.6 % para el BORZOI a un 46.9 % para el SAN BERNARDO. En razas especialmente predispuestas como el OVEJERO ALEMÁN, ROTTWEILER, VIEJO PASTOR INGLES, GOLDEN RETRIEVER, y el LABRADOR RETRIEVER que han sido evaluados radiográficamente y seleccionados en su crianza , se ha observado una disminución importante de la incidencia de esta enfermedad. En nuestro país esto ha sucedido solo en el ovejero alemán, con el correspondiente control de cría, en las otras razas, en la medida que siga creciendo el interés por la crianza, se deberá adoptar los medios necesarios para su control.

¿Cómo se diagnostica? Se diagnostica a través de una radiografía que se toma con el animal anestesiado, para que relaje sus músculos y ligamentos, en posición ventrodorsal con los miembros extendidos, paralelos, con las rótulas bien posicionadas. Una articulación normal muestra las cabezas femorales bien formadas ubicadas profundamente en las cavidades acetabulares. Las superficies de contacto son congruentes y paralelas. En articulaciones con alguna alteración se observa desde ligero a grandes desplazamientos laterales de las cabezas femorales – subluxaciones – que permiten el “juego articular”. Si existe juego articular , en poco tiempo se verán cambios inflamatorios en las superficies articulares y posteriormente artrosis.

¿Pronóstico? Los perros con ligera displasia coxofemoral que no deban satisfacer grandes exigencias, no tienen por qué enfermar de un modo visible. Como los animales reaccionan a menudo muy poco a dolores crónicos, puede pasar desapercibida esta afección incluso en perros afectos de una mediana displasia coxofemoral si no desencadena la cojera un trauma, p. ej., Una distorsión articular al saltar o un sobreesfuerzo agudo. Por lo tanto, pueden entregarse o mantenerse sin inconveniente alguno los perros afectos de una ligera o mediana displasia coxofemoral como animales de compañía. Hasta este punto, el pronóstico es favorable en caso de displasia coxofemoral ligera o mediana. No obstante, el comprador debe ser advertido sobre el estado de la displasia de cadera del perro que desee adquirir.
En caso de displasia coxofemoral grave, habrá que contar, incluso como animal de compañía, que en un plazo mas o menos largo, si no se medica preventivamente aparecerá una cojera que hará necesario un tratamiento. El pronóstico dependerá del grado de atención que se le pueda prestar al animal
Para animales de trabajo, sólo deben emplearse perros con articulaciones coxofemorales sanas, es decir, que no tengan indicio alguno de displasia, ya que incluso con una displasia ligera habría que contar con la aparición y la rápida evolución de la artrosis si los animales han de rendir corporalmente, especialmente cuando se exigen altos rendimientos en saltos y corridas de largos trayectos.

¿Tiene tratamiento? Los tratamientos intentan mejorar la calidad de vida del las mascotas.

Debo enfatizar que siendo una enfermedad grave funcional no es grave vital, en otras palabras el paciente sufrirá de una disfunción en la locomoción pero no compromete su vida.

Un animal enfermo de displasia puede vivir toda su vida con esta enfermedad y llevar una vida placentera. La displasia es una entidad controlable pero no curable.

Los tratamientos tienen por objetivo:

  • INHIBICIÓN DE LA INFLAMACIÓN
  • ALIVIO DEL DOLOR
  • REGENERACIÓN DE LAS SUPERFICIES ARTICULARES
  • REPARACIÓN DEL CARTÍLAGO

RECUPERACIÓN DE LA FUNCIÓN ARTICULAR

MÉTODOS:

  • CONSERVADORES – NO INVASIVOS:
  • CORTICOIDES
  • ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS
  • CONDROPROTECTORES
  • REGENERADORES DEL CARTÍLAGO
  • QUIRÚRGICOS:
  • SECCIÓN DEL MÚSCULO PECTÍNEO
  • PLASTICA DEL TECHO DEL ACETÁBULO
  • OSTEOTOMÍAS
  • PRÓTESIS TOTAL DE LA ARTICULACIÓN
  • RESECCIÓN DE LA CABEZA DEL FEMUR

 CONSULTE A SU VETERINARIO!!!

PERROS Y PERSONAS…DESDE CUANDO SOMOS AMIGOS?

Publicado el día 20/07/2017

Ilustración: damienmarieathope.com

Muchas veces en este Blog hemos hablado sobre que los perros son “lobos domesticados” y que nuestra amistad con ellos -justo u día como hoy- es la primera que hubo entre los humanos y otro tipo de animal (porque nosotros también somos animales, no lo olvidemos). Intuimos también que algún día un lobo se acercó a los hombres atraído por los restos de comida que éstos dejaban. Quizá unos cachorritos quedaron huérfanos y fueron adoptados por cazadores-recolectores, quienes pronto se dieron cuenta que podían usar esos bichos para alertar los peligros y ayudarlos a cazar. De a poco se comenzó a a seleccionar los más amigables y algunos miles de años después lo tenemos al Bobby.
Pero cuándo y dónde ocurrió este proceso? Los científicos no se ponen de acuerdo.
El último estudio al respecto, publicado en la revista Nature Communications (1), cree que se produjo una única vez, y sitúa el origen de nuestros mejores amigos más atrás, hace entre 20.000 y 40.000 años. En ese mismo grupo están los ancestros de todos los canes modernos que hoy nos acompañan, desde los chihuahuas a los San Bernardo.” – dice una nota de ABC- España (2).
El principal problema radica en que registro fósil de Canis lupus utilizado para analizar el ADN no abarcan todas las épocas y además no llega a ser suficiente para demostrar domesticación. Una mandíbula de 14.700 años de edad es el fósil más antiguo indiscutible de un perro domesticado (Canis lupus familiaris), pero los restos de los canes se remontan hasta hace 35.000 años.
Tampoco se ha podido determinar por qué hay dos biotipos de perros tan diferentes morfológicamente, diferencias que se mantienen hasta las razas de nuestros días. Los hay de tipos “lupinos” (como los ovejeros) de cráneo alargado y los “molosoides” (de cráneo redondeado). Según el mismo artículo, “los datos genéticos muestran que los antepasados de todos los perros modernos se dividieron en dos poblaciones: una que dio origen a las razas de Asia Oriental y otra que se convertiría en los modernos perros europeos, surasiáticos, asiáticos centrales y africanos. Sin embargo, los investigadores aún no pueden determinar cuándo ocurrió esta división. Y no pueden ponerse de acuerdo si los perros fueron domesticados una o dos veces“.
Un estudio del año 2014 (3) determinó que los grandes “cementerios” de mamuts encontrados en Europa Central, en donde había más de cien ejemplares, tenían a su alrededor restos de fuegos y de campamentos y también huesos de Canis lupus, los cuales analizados mediante isótopos determinan que presentan la misma composición que los restos humanos, por lo que se especula que tenían la misma alimentación, que a su vez difiere del perfil mineral de los lobos salvajes de la zona. A partir de esos hallazgos es que se plantea que los “cementerios” no son si no “basureros” resultado de la caza conjunta entre humanos y perros domesticados, con lo que estamos hablando de una antigüedad mínima de 15.000 años y máxima de 45.000. En República Checa se halló un cráneo de Canis lupus con un hueso de mamut trabado entre sus dientes. Data de 27.000 años atrás.

Ningún otro primate trabó una relación simbiótica tan fuerte con otra especie animal, tal como lo hizo el Homo sapiens con el perro. La interacción entre los humanos y los cánidos ha sido tan estrecha, que muchos científicos especulan que la supervivencia de unos dependió directamente de los otros. Aunque el consumo de carne en nuestros ancestros es muy anterior a las fechas de domesticación del Canis lupus, hay un consenso general que la proteína proveniente de la caza de grandes presas agrandó nuestro cerebro, siendo éste el órgano clave para desarrollarnos como especie, nuestra mejor estrategia adaptativa. Pero al menos de un tiempo a esta parte, tal cacería masiva no hubiese sido posible sin la ayuda de ellos, los perros. Buen recordatorio para el Día del Amigo, no?.

Dr. ROBERTO F. GIMÉNEZ
Médico Veterinario (U.B.A.)
MP: 6491

FUENTES:
(1)-Rachael Lallensack – “Ancient genomes heat up dog domestication debate. Results point to a single origin for modern canines and push back the timing by thousands of years.” Nature News – Jul 18, 2017
(2) – ABC España – “Los perros surgieron de una vez y de un solo grupo de lobos” – 19 jul. 2017
(3) -Pat Shipman. How do you kill 86 mammoths? Taphonomic investigations of mammoth megasites. Quaternary International, 2014; DOI:10.1016/j.quaint.2014.04.048

TIRITANDO CON EL BOBBY

Publicado el día 22/06/2017

Llega esta época del año y todos sufrimos las temperaturas extremas, incluso nuestras mascotas. Y así como nosotros tenemos nuestras gripes y resfríos, los perros y los gatos tienen sus patologías relacionadas con el invierno o que por lo menos parecen aparecer con mayor incidencia en las épocas frías. Las más comunes en nuestra región son la “Tos de las Perreras” o “Traqueobronquitis Infecciosa Canina” (en perros, obviamente) y el “Complejo Respiratorio Felino” (en gatos, también obviamente).
Según la definición del Dr. Leonardo Mauro (1), la “Tos de las Perreras” “… es una enfermedad muy contagiosa del sistema respiratorio superior, que puede afectar a perros de diferentes edades, en forma individual, o mas seriamente a poblaciones donde conviven muchos animales y en las que puede ser un problema muy complejo de solucionar. (…) El síntoma común asociado a esta enfermedad altamente contagiosa, es la presencia de una tos seca y paroxística característica, fácil de reconocer (…) La tos ronca “ladrido de foca”, se produce por la inflamación de las cuerdas vocales, a su vez existe una moderada expectoración al final de la misma, que el propietario suele confundir con vómito o con la presencia de un cuerpo extraño en las vías respiratorias superiores.
La “Traqueobronquitis Infecciosa Canina” es producida por distintos microorganismos bacterianos y virales, El diagnóstico es relativamente sencillo pero la resolución no lo es tanto, aunque no suele ser un problema de gravedad salvo para cachorros y gerontes. Pero hay que bastante molesto sentir a nuestro perro toser y toser sin poder hacer mucho para evitarlo.
En el caso de los gatos, el “Complejo Respiratorio Felino” es un cuadro que aparece con mucha frecuencia. Según el MV Loreto Muñoz Arenas (2) “es una patología de distribución mundial, afecta mayormente a gatitos menores de 6 meses, sobre todo a gatos que viven en colonias o criaderos; es una patología de alta morbilidad y baja mortalidad (…) Esta enfermedad es frecuente en los gatos por varias razones, primero la contraen a temprana edad los gatitos a partir de su madre, porque ambos virus dejan portadores sanos. Segundo, estos virus son resistentes a desinfectantes (calicivirus) y se mantienen en forma viable en el medio ambiente”. En una de sus presentaciones (la viral) los gatitos aparecen con una marcada conjuntivitis, estornudos y mocos. Empeoran en pocos días, dejan de comer y la enfermedad ocular puede avanzar hasta producirles úlceras de córnea. La tos y la disfonía se mantienen por muchos días, así como la fiebre y la falta de apetito. Tampoco es mortal, salvo en casos de gatitos muy chiquitos.
Ambas enfermedades están favorecidaas por las bajas temperaturas. Qué podemos hacer para prevenir sus efectos?. Hay algunos tips a tener en cuenta:

Reforzar su dieta: se necesita producir más energía para tolerar la baja temperatura. Esto se logra fácilmente si recibe un alimento balanceado adecuado para sus necesidades especiales.
Vacunas: las dos enfermedades de las que hablamos más arriba tienen vacunas. Consultar con el veterinario para saber cuándo aplicarlas.
Paseos Diarios: no disminuir los paseos, eso ayuda al acostumbramiento al frío.
Dormir sobre “algo”: una tarima, un colchón, mantas, un pallet… cualquier cosa menos el piso frío. El animal cede calor al material del suelo.
Bañarlos pero también secarlos: podemos seguir bañandolos, pero tomando en cuenta que no conviene que queden expuestos al aire libre con el pelaje húmedo;
Evitar contactos innecesarios: tal vez sabemos con qué otro animal juega nuestra mascota (si la llevamos a la misma plaza de siempre o a la casa de alguien conocido), pero si tiene acceso diario a la vía pública sin estar bajo nuestro control, es sencillo contagiarse de cualquier cosa, especialmente de estas enfermedades respiratorias.
Evitar los cambios bruscos de Temperatura: tener la casa “caldeada” con el calefactor al “rojo vivo” y salir al patio con dos grados bajo cero puede no ser lo más saludable, ni para el perro ni para usted. El animal puede tener manera de regular su temperatura ante estos cambios bruscos, pero tanta amplitud se le complica. Como no se puede subir el calor de afuera, habrá que bajar el de adentro, ¿no?.
¿Abrigo?: depende. Si en los animales viejitos y en los pequeños de pelo corto. No en los de pelo largo y mucho menos en las razas originarias de países fríos (Siberianios, San Bernardos, etc.).-
Atención: muchos de estos problemas no pasan solos, no se deje estar. Además, un profesional sabrá distinguir una enfermedad común de bajo peligro de otra más compleja (por ejemplo, la “Tos de las Perreras” comparte síntomas con ciertos problemas cardíacos).-
Un párrafo aparte para el tema invierno y los mal llamados “perros comunitarios”. Se comprenden perfectamente las buenas intenciones de muchos, pero también hay que pensar un poco. Esos animales que viven al aire libre están expuestos no sólo al frío si no también a la humedad (lluvia, rocío, charcos, pastos y otras superficies mojadas, etc). Ponerles una “capita” y devolverlos a la calle sin control, puede parecer un acto de amor en un principio, pero si se le humedece resulta en algo absolutamente perjudicial. El animal “cederá” su calor a una prenda que no se puede sacar. Sonará antipático, pero no tengo dudas que es una forma de maltrato. Imaginese a usted mismo a la intemperie un día de invierno y con un pulóver empapado: no va a pasarla bien. Para combatir el frío no sólo se necesita estar abrigado si no también seco. Por eso, piénselo dos veces: al corazón hay que ponerle cerebro, ¿no es cierto?.

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (U.B.A.)
M.P.: 6491

(1)-Mauro, Leonardo D. Manejo de la traqueobronquitis infecciosa canina (TIC) “Tos de las Perreras”.Revista Electrónica de Veterinaria REDVET ®, ISSN 1695-7504, Vol. VII, nº 01, Enero/2006, Veterinaria.org
(2)- Loreto Muñoz Arenas MV, Facultad de Ciencias Veterinarias (Universidad de Chile) “Complejo Respiratorio Viral Felino” – http://repositorio.uchile.cl/bitstream/handle/2250/122387/COMPLEJO_RESPIRATORIO_VIRAL.pdf?sequence=1

“SI TE VAS, TE ROMPO TODO” (conociendo la Ansiedad por Separación)

Publicado el día 15/06/2017

Unas de las consultas más frecuentes al veterinario especialista en comportamiento podría resumirse en alguna (o todas) de estas frases:

  • Cada vez que me voy de casa, el Bobby rompe algo”
  • Cuando estoy por salir, se pone loco”
  • Nunca ensucia adentro, salvo cuando yo no estoy”
  • Tengo problemas con los vecinos porque cuando lo dejo solo no para de ladrar”.

Por supuesto que estas frases se rematan con un: “se ve que me extraña”. Como en toda creencia popular, hay algo de cierto y algo de falso en este “extrañamiento”.

La “Ansiedad por Separación” (así se llama el cuadro) es bastante común y me animaría a decir uno de los causales más frecuentes de abandonos y/o conflictos entre vecinos relacionados con perros. El animal que rompe todo cuando el dueño se va no es soportado por éste, pero el que ladra sin parar (“vocalización paroxistica”) no es tolerado por nadie.

Las razones por las que se produce son varias, pero las podemos resumir en tres:

  • un problema de desarrollo (llamado “persistencia del apego primario”);

  • un Sindrome de Híperactividad / Hípersensibilidad (ya tratado en ESTA NOTA)

  • un Trastorno Jerárquico.

Básicamente, lo que tenemos que entender es que habrá animales que por su forma de crianza (de la madre o nuestra) o por la manera que nos manejamos con ellos, tienen más probabilidades que otros de desarrollar este problema. Siempre recordemos que los perros domésticos son una especie social, que requiere “del otro” para vivir y que tiende siempre a estar con su jauría, sea humana o animal. Sin embargo “no poder gestionar la soledad” es lo que se convierte en un comportamiento inapropiado.

¿Cómo se presenta? Al decir de Piaget (1): “se observará destrucción del mobiliario, vocalizaciones, micciones, defecaciones dispersas en la habitación, en ocasiones vómitos o un intenso ptialismo (babeo). Estas manifestaciones podrán ocurrir cuando los propietarios estén ausentes del domicilio, también en la noche si el perro duerme en otra pieza que la recámara de sus amos, e incluso de día cuando no puede estar cerca de ellos. Estos perros son descritos como “muy pegajosos”, siguen uno o varios miembros de la familia paso a paso, es clásico que señalen que el perro intenta entrar al baño con ellos, y llora detrás de la puerta si no lo logra. (…) Algunos perros podrán presentar un granuloma de lamido, una bulimia o una potomanía (exceso en la toma de agua). Los reencuentros desencadenan una “fiesta” muy espectacular, la cual puede durar varias decenas de minutos. Sin embargo, es muy frecuente que los propietarios describan una secuencia muy distinta en la cual el perro esta “cabizbajo”, muestra signos de un “sentimiento de culpabilidad”, alejándose de sus amos bajando la cabeza, las orejas hacia atrás, la grupa “hacia adentro”, la cola batiendo sus miembros posteriores, mientras que algunos gemidos pueden ser emitidos. Esta respuesta sería, según los amos, asociada a los destrozos cometidos durante el periodo de separación.”.

La situación tiene diversos niveles de gravedad, en algunos casos es esporádica o no tan molesta, en otros es incompatible con la convivencia. Sin embargo, aún cuando aparezca tempranamente y nosotros tendemos a justificar el comportamiento “porque es cachorro” (“rompe…porque es cachorro” o “ensucia…porque es cachorro”) lo más frecuente es que la Ansiedad por Separación sea progresiva, haciéndose los síntomas cada vez más “espectaculares” hasta convertirse prácticamente en insoportables.

El tratamiento es farmacológico y comportamental. El primero debe ser recetado por un Médico Veterinarion y consiste en “hacerle bajar un cambio” al bicho en todo momento (se apacigua con el acompañamiento pero no significa que la patología no esté).

Con respecto a la terapia comportamental, se trata de manejar un “cierto grado de indiferencia” para con el animal, a fin de no crear un círculo vicioso entre el comportamiento del bicho y nosotros. Según la Dra. María de la Paz Salinas (2) “la idea no es que el propietario no pueda tomar contacto con el perro, sino de generar una distanciacion psicológica, esto es no permitir que el perro tome contacto por propia iniciativa, mantenerlo alejado unos instantes y llamarlo posteriormente. Ignorar al perro 20 minutos antes de salir, no reforzar los rituales de llegada, no saludar al perro cuando esta excitado, no responder a las “fiestas”.

Es importante el manejo de los “rituales” de entrada y salida. ¿Qué son? Todas las cosas que hacemos una y otra vez en forma repetitiva cada vez que entramos o salimos de casa: Bajar la persaina, agarrar la cartera, la campera, las llave y (mucho peor) darle largos discursos al Bobby: “papá ya vuelve, eh? Vos no rompas nada, quedate tranquilo que voy a pagar el monotributo y si no hay mucha gente en media hora estoy acá, eh?”.
Luego, cuando volvemos, o nos emocionamos y jugamos con él porque nos vino a saludar y le hacemos mimos y todas esas cosas que nos encantan o vemos que alguna macana se mandó y ahí arrancamos con los retos: “”Bobby, por qué me rompiste el sillón? Era mi lugar favorito! Y ahora que hacemos? Dónde me siento a ver los partidos, eh? Y lo tengo que hacer retapizar! Todavía no lo terminé de pagar y ya lo tengo que arreglar, a vos te parece?” Bla, bla, bla… una larga perorata que el pobre perro no entiende aunque se muestre “arrepentido”.

Por eso, si tenemos este problema y antes que siga empeorando, consultemos a un veterinario para que nos de un buen consejo y en muchos casos, una buena receta. Como su nombre lo indica la “Ansiedad por Separación” es un estado patológico (“ansiedad”) nada agradable para el animal. No lo dude: no sólo sufre usted con los inconvenientes en su casa o los vecinos con los ladridos. El Bobby también está sufriendo y puede evitarse.,

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (U.B.A.)
MP: 6491

FUENTES:
(1)-LA ANSIEDAD DE SEPARACION: “Aproximación clínica, diagnóstica y terapéutica” Patrick PAGEAT, curso GECAF (Trad. MVZ Stéphane Meder V.)

(2) - ENFERMEDADES DEL DESARROLLO, Méd. Vet. Maria de la Paz Salinas (Etología Clínica).- 2016

MATERIAL DE CONSULTA: Todo lo que necesitas saber sobre.. REPRODUCCIÓN FELINA!

Publicado el día 09/01/2017
Compartimos lo mejor que encontramos en Internet… para tener siempre “a mano”! Hoy, Preguntas Frecuentes sobre Reproducción Felina.

 

¿A qué edad alcanzan los gatitos la pubertad?

La pubertad en los gatos es variable, generalmente ocurre entre los 4 y 12 meses de edad (con mayor frecuencia entre los 6 y 9 meses) y depende de diversos factores como:reproduccion-gatos-4

De la época del año en que han nacido, en general la pubertad aparece más precozmente en gatas nacidas a fines de otoño que en las nacidas hacia fines de primavera.-

Del peso corporal (aparece entre 2,3-2,5 Kg.).-

De las horas de luz día; que sean crecientes (foto período) y mayores de 12hs diarias.-

De la raza: Las razas de pelo corto (Siamés, Oriental, Balinés) son más precoces que las de pelo largo (Persa, Birmana).En la hembra Manx suele demorarse hasta los 21 meses.-

Los machos son púberes a los 8 – 12 meses de edad, algo más tarde que las hembras.-

  ¿Cómo es el ciclo estral en las gatas?

Las gatas son poliéstricas estacionales, si no quedan preñadas repiten el celo varias veces en su estación reproductiva ( primavera – verano), o cuando están expuestas incluso artificialmente a más de 12 hrs. de luz diarias (gatas de departamento), que pueden ciclar todo el año.

Otra característica es la ovulación inducida por la cópula, pero esta demostrado que hay un 30 % de gatas que ovulan espontáneamente.

¿Cuáles son las fases del ciclo reproductivo de una gata?

En la gatas se pueden reconocer los siguientes fases: proestro, estro, interestro, diestro y anestro.

Durante el proestro que dura solo 1 ó 2 días se observa un cambio de comportamiento: la gata busca ser mimada, puede orinar frecuentemente, vocaliza, fricciona la cabeza y el cuello contra los objetos, gira sobre sí misma, arquea su columna levantando la pelvis y zapatea en el lugar.

El estro se caracteriza por la acentuación de las características anteriores y por la aceptación del servicio. Este período dura de 3 a 14 días con un promedio de 6-7 días.

Si no ocurre la ovulación y la hembra está aún dentro de la estación reproductiva de días largos; ocurre un período de inactividad sexual llamado interestro, que dura de 3 a 16 días y la gata vuelve a entrar en proestro nuevamente.

Si ocurre la ovulación, pero no la preñez, comienza el período de diestro o pseudopreñez que dura de 30 a 50 días y si está aún dentro de la estación reproductiva repite el proestro.

Si ocurre la preñez, que dura término medio 65 días y no ocurre la lactancia por muerte de los cachorros, repite el proestro en 3 a 16 días siempre que continúe la época de días largos.

Si todo esto termina en la época en que los días se acortan y las horas de luz son menores a 12 , entra en anestro , o época de reposo sexual que dura de 45 a 150 días dependiendo de la latitud.

¿Como nos damos cuenta de que una gata esta en celo?reproduccion-gatos-6

En esta especie los únicos signos aparentes son los cambios de conducta, comienza con ronroneos y sonidos característicos diferentes a los habituales; ruedan sobre si mismas, hacen piruetas en el piso, orinan frecuentemente, quieren ser acariciadas, friccionan cabeza y cuerpo contra objetos, elevan el tren posterior y la cola dejando la vulva al descubierto.

Además la gata doméstica presenta escaso edema y flujo vulvar de aspecto transparente (no sanguinolento), por eso depende de los patrones de comportamiento averiguar el momento del celo.

¿Hasta que edad los gatos y gatas pueden reproducirse?

Tienen aptitud reproductiva hasta los 17 años de edad. En un criadero no más de 6-7 años porque comienzan a tener menos camadas y menos gatitos por camadas, así como gatitos con problemas congénitos.

¿Cuanto dura el servicio en la gata? reproduccion-gatos-5

Escasos segundos, por este motivo para asegurarnos que ocurrió debemos observar la “rezcción posterior” que consiste en que la gata inmediatamente después del servicio se coloca con sus patas hacia arriba y lo agrede al macho, maúlla y comienza a girar sobre sí misma. Esto dura aproximadamente diez minutos, al cabo de los cuales vuelve a aceptar al macho.

¿A que edad descienden los testículos en el gato?

El descenso de los testículos en los gatos es prenatal. En el caso de los gatos monórquidos (con un solo testículo descendido) lo aconsejable es no utilizarlo como reproductor, ya que el criptorquidismo es altamente heredable. Esta indicada la castración para evitar problemas testiculares en un futuro

¿A que edad es aconsejable castrar a las hembras y los machos…y porque?

Alrededor de los siete meses, edad en que han alcanzado casi la talla del adulto. No se aconseja hacerlo antes, sobre todo en el macho, porque en ese caso no desarrollan bien el pene y uretra peniana, por lo que tienen mayor predisposición a obstrucciones uretrales

¿Cuánto tiempo dura la gestación y cuales son los métodos diagnósticos frecuentes para detectarla?

La gestación promedio en las gatas dura entre 63-65 días
El diagnostico de preñez se puede comenzar a partir del día 15 de gestación por ecografía o por palpación abdominal a partir del día 17, siendo ésta posible hasta el día 35. Los fetos son visibles por radiografía después del día 40, ya que en este momento sus huesos se están calcificando.

¿Cuáles son los síntomas de parto en la gata?

Podemos predecir el día del parto cuando la temperatura rectal (normal entre 38 y 39°C ) baja a menos de 37,2°C.

El parto consta de un primer período de dilatación que va de 12 a 24 hrs., en que la gata esta inquieta , jadea, puede tener vómitos y presenta una vocalización característica.
reproduccion-gatos-2
Luego sigue un segundo período de expulsión (haciendo nido) , vemos que su abdomen se contrae , hasta la expulsión del primer gatito . Por lo general permanecen echadas durante este estadio, levantándose intermitentemente solo para cambiar de posición . El trabajo fuerte , con contracciones obvias y molestas suele durar de 5 a 10 minutos, Cuando el feto aparece por la vulva, la gata gira la cabeza para romper las membranas fetales y empezar un vigoroso lamido de su cachorro.

Puede descansar 30-120 minutos entre una expulsión y otra , empleando dicho tiempo para limpiar y amamantar a sus cachorros . Las membranas fetales las puede eliminar después de cada gatito o varias membranas juntas. A veces la gata descansa , come , atiende a sus crías y luego de varias horas continua con el parto. El número de gatitos más frecuente por camada es de 4 a 6.

A veces, después de la expulsión de uno o varios gatitos, la gata puede descansar varias horas e incluso un día, para luego retomar el trabajo de parto y expulsar otro gatito completamente saludable.

¿Cuándo se debe consultar?

A veces; el parto no es normal, ya sea por falta de contracciones, por obesidad o por vejez.

Es aconsejable consultar con su medico veterinario en algunas de las siguientes situaciones:

Cuando se supero el período normal de gestación y no hay signos de parto.
Cuando las contracciones duran más de 3 hrs. y no nace un nuevo cachorro.
Cuando tiene flujo vaginal sin síntomas de parto, o el color es verde o amarillo.
Cuando la gata tiene poco apetito o esta decaída.

¿Cual es la curva de lactancia de una gata?

reproduccion-gatos-1En las primeras 24 a 72 hrs. posparto la gata produce calostro, de suma importancia para la transmisión de anticuerpos de la madre a sus hijos. El calostro contiene 88% de agua, 4% de proteínas y 3,4% de grasas. Después de ese período el calostro se cambia gradualmente por leche, la cual contiene aprox. 82% de agua, 6,6% de proteínas y 3,4% de grasas. En cuanto al volumen producido, éste se incrementa hasta los 20- 30 días, para luego comenzar a disminuir gradualmente, una vez que los gatitos van incorporando otros nutrientes a su dieta.

En el caso de que los cachorros queden huérfanos; ¿cual es la alimentación mas adecuada?

Podría utilizarse una madre sustituta, si es que ésta tiene pocos gatitos, o bien una leche de reemplazo comercial ( si es que se puede importar), o una fórmula casera constituida por 1 litro de leche entera, 200 gramos de crema de leche y un huevo batido, ya que la leche de gata posee más proteínas y grasas que la leche de vaca.

¿A que edad abren los ojos los gatitos?

Los gatitos abren los ojos alrededor de los 8 días pero varia desde los 5 y hasta los 14.-

¿A que edad conviene empezar a suministrar algún suplemento alimenticio a la dieta de la madre?

En el último tercio de la gestación y durante la lactancia es conveniente administrar un alimento balanceado para cachorros, ya que tiene más proteínas

¿A que edad es conveniente comenzar a desparasitar a los gatitos?

A los 15 días, junto con su madre

¿A que edad es aconsejable separar los cachorros de su madre?

Después de los 60 días, para que tengan una buena sociabilización

reproduccion-gatos-3

Autora: M.V. Elida Comercio -Reproducción Felina – Medica Veterinaria graduada en 1976 en la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires. – Ex docente de Clínica Médica y Quirúrgica de Animales Pequeños – Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Bs.As. Docente de Teriogenología (Reproducción) en el área de Pequeños Animales – Facultad de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Bs.As. – Integrante del Servicio Externo de Teriogenología ,Área Pequeños Animales de la misma Facultad. – Autora de varios trabajos científicos publicados en revistas de la especialidad. – Práctica privada de Clínica y Cirugía de animales de compañía.