MÁS EDUCACIÓN Y TENENCIA RESPONSABLE: la propuesta del Colegio de Veterinarios para Bahía Blanca

Publicado el día 08/06/2017

El 2 de Mayo pasado, el Distrito VII del Colegio de Veterinarios de la provincia de Buenos Aires acudió a la convocatoria de la Municipalidad de Bahía Blanca para modificar la Ordenanza 13948 sobre “Tenencia Responsable de Perros y Gatos”, normativa que ya tiene once años de emitida y nunca alcanzó a reglamentarse. Según la autora de la convocatoria, la edil Soledad Martínez, “se propuso trabajar escuchando todas las voces y quedamos en presentar propuestas escritas para la creación de un registro y un centro de adopción para animales“.
Respondiendo a la consigna, el Distrito VII con sede en nuestra ciudad, inició consultas y reuniones con sus matriculados, las cuales derivaron en las recomendaciones que se elevarán al Municipio. Dentro de éstas tiene un sitio protagónico la Identificación para la Tenencia, Guarda o Tutoría Responsable. El Distrito de profesionales propone “comenzar un programa de registro e identificación canina, comenzando con los móviles de castración por el método más conveniente” (esto es, chip o tatuaje gratuitos o cualquier método que el municipio considere viable). Agrega que todo animal que pasa por el sistema de esterilización quirúrgica (callejeros inclusive) debieran ser identificados y contar con un “Tenedor, Tutor o Guarda Responsable” para que el sistema tenga al menos el dato de quién llevó el animal al Móvil, de qué barrio y con qué antecedentes se cuentan. Esto permitirá concientizar a personas que asumen responsabilidad “a medias” sobre el animal (reclaman por el perro que deambula sin control pero no lo dan en adopción responsable jamás) y ayudará a revertir también lo que se considera un programa deficiente de Control de Fauna Urbana, puesto que se señala que las esterilizaciones se hacen sin planificación y objetivos claros.
La visión a futuro es que el 100% de los animales de la ciudad se encuentre identificado, pero el consenso de los profesionales recomienda al menos empezar con ciertos estratos, para de esa manera dar un puntapié inicial que inicie el camino hacie ese objetivo. A estos efectos, sería de gran utilidad incorporar las bases de datos de animales identificados ya existentes, como los del P.O.A. (Criadores del Perro Ovejero Alemán), el Kennel Club y las veterinarias particulares.

Otras propuestas que surgieron:

-derogar los artículos de la citada Ordenanza referidos a Perros Potencialmente Peligrosos por ser técnicamente inadecuados;
– evitar la instalación de un Refugio de Perros y Gatos, debido al comprobado fracaso de este tipo de iniciativas en Bahía Blanca y en el mundo;
-replantear el funcionamiento de un Centro de Control Veterinario, equipando el área sólo con algunos caniles para observación de mordedores sin dueño, evitando así las estadías “crónicas” y los animales “institucionalizados” (cumplimiento de la Ley 8056 de Profilaxis de la Rabia);
-apoyar iniciativas para la medición estadística de la población animal, ya que sin ese conocimiento es imposible conocer el “impacto” de cualquier medida que se tome;
-organizar los turnos en los Móviles de Castración en base a objetivos claros y con perspectiva sanitarista.

Finalmente, y aunque admitiendo que es un tema fuera “de la agenda” propuesta, los veterinarios de nuestra ciudad declaran que “estamos convencidos que hay un único camino que no se está recorriendo: EDUCAR, EDUCAR Y EDUCAR.

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (UBA)- MP: 6491