¿MADURA EL NOCAUT PARA LA RABIA?

Publicado el día 06/10/2016

La Rabia es una zoonosis (enfermedad transmitida al ser humano rabia-afiche-ministerio-de-salud-de-la-nacionpor los animales) causada por un virus que afecta a animales domésticos y salvajes, y se propaga a las personas a través del contacto con la saliva infectada a través de mordeduras o arañazos. Una vez que aparecen los síntomas, la enfermedad es letal en un 100% de los casos.
El pasado 29 de Septiembre los países miembros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) acordaron un nuevo plan de acción para eliminar ocho enfermedades infecciosas desatendidas y prevenir, controlar y reducir la carga de otras cinco en los próximos seis años. Entre las primeras se encuentra la Rabia Humana transmitida por perros, enfermedad que según el informe sus casos “siguen circunscritos a un número reducido de zonas geográficas bien definidas en unos pocos países“.
Las buenas noticias son que “desde 1982, cuando empezó el Programa Regional para la Eliminación de la Rabia Humana, los casos han disminuido aproximadamente 95% en la Región (de 355 en 1982 a solo 11 notificados por seis países en el 2015).
Igualmente, “aunque el número de muertes humanas anuales sigue siendo bajo, persisten algunos focos de Rabia canina que plantean un riesgo sostenido de infección para los habitantes de la Región de las Américas.”
El plan para el 2022 implica “elaborar y ejecutar medidas para vigilar y mantener el control y la eliminación de las enfermedades infecciosas desatendidas en los países que han alcanzado metas de eliminación específicas“.

rabia_miniatura-para-descarga-plan-ops

Click para descargar el documento completo de la OPS

Dentro de estas medidas tomará un rol preponderante la VACUNACIÓN de nuestros animales de compañía. La misma debe ser anual y a partir de los tres meses de edad y en la mayor parte del territorio (como en nuestra ciudad) se da en forma gratuita o a muy bajo costo.
Si todo funciona bien, nos libraríamos al menos de la Rabia transmitida por “el mejor amigo del hombre”, aunque el virus seguiría circulando en otras especies (murciélagos, zorros, hurones, etc). De todas maneras no es poco. Se podrá tal vez reformular algunas de las medidas de control de foco explicitadas en la leyes de profilaxis contra la enfermedad, que datan de los años setentas.

Está por verse si esta vez se cumplen los objetivos (ya sabemos qué pasó con aquel famoso “Salud Para Todos en el Año 2000”, pero acaso lo importante sea hacer como en el boxeo: si tenemos al adversario medio “groggy”, debemos seguir golpeando para que vaya a la lona. La Tenencia Responsable, la vacunación y la observación veterinaria de los perros mordedores parecen ser las prácticas adecuadas para ganar esta pelea.

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (U.B.A.)
MP: 6491