¿Los gatos cazan vacas?

Publicado el día 07/03/2017

No, no lo hacenpor eso es difícil de entender por qué mucha gente considera que las carnes rojas son el alimento más “natural” para sus mininos. En libertad, los gatos son predadores y cazan pájaros, roedores y hasta insectos, balanceando así su dieta. Pero cuando no tienen acceso al exterior (por ejemplo, viviendo en un departamento) comen lo que se les ofrece. Es habitual escuchar a dueños bien intencionados contar cómo “miman” a sus gatitos: “… le doy la carnecita toda picadita, que es lo mejor y lo que más le gusta…”. Mitad cierto, mitad error. Lo cierto: cuando se acostumbran, es lo que más les gusta. El error: pensar que porque lo prefieren, es lo mejor.

Para simplificarlo y que se entienda: LAS CARNES ROJAS DESCALCIFICAN. El mecanismo es el siguiente: las necesidades de Calcio están estrechamente ligadas a las del Fósforo. Ambos elementos deben administrarse en forma equilibrada, lo que significa una parte de Calcio por cada parte de Fósforo (relación Ca/P de 1:1). En la carne picada común esta proporción es de 1/12, es decir que hay 12 veces más Fósforo del que se necesita. Cuando la alimentación de un felino se basa en ella, la glándula encargada de mantener el equilibrio mineral en el organismo (la Paratiroides) “piensa”: “ me sobra uno y me falta otro” y se pone a trabajar eliminando el Fósforo sobrante e incorporando Calcio. Pero si a éste no lo aportamos en el alimento… lo extrae de sus propios huesos. Así se origina una enfermedad metabólica muy común en los felinos denominada HIPERPARATIROIDISMO SECUNDARIO NUTRICIONAL. Sus características son las del (mal) llamado “gato raquítico”: flaco, chiquito, poco activo, de columna arqueada y pelvis estrecha, sufre de permanente dolor en las patas y en casos extremos, parálisis de los miembros posteriores. El tratamiento no siempre logra una recuperación completa.

Lo ideal es no llegar a dicho estado, acostumbrando al gatito a comer algo más que carnes rojas. Los balanceados comerciales tienen una adecuada relación entre sus nutrientes, mientras que para las comidas caseras es conveniente consultar sobre su balance y sobre la necesidad de suplementar con Calcio. “¿ Y la leche ?” preguntarán. La leche bovina es buena fuente de Calcio, pero se necesitan 5 litros de ella para contrarrestar el Fósforo de un solo kilo de carne. Mucho, ¿no?. Es que los gatos no cazan vacas… pero tampoco las ordeñan.

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario (U.B.A.) –M.P.: 6491