¿Qué es el Sindrome Urológico Felino?

Publicado el día 30/08/2016

Para entenderlo, compartimos la consulta de una oyente que nos consultó al Blog por medio del Formulario:

Hace casi siete meses que uno de mis gatos,de casi tres años de edad, tuvo que ser tratado porque no podía orinar. Al principio le colocaron una sonda, le dieron antibióticos y un alimento que se adecúa al tratamiento y sirve para diluir los cálculos. Aun hoy sigue comiéndolo, pero continúa orinando con sangre y a veces con bastante y lo hace en cualquier parte, a pesar de tener una bandeja grande con piedritas para él solo. Estoy un poco desorientada porque a pesar de todo lo que hemos hecho hasta ahora para curarlo no parece mejorar de su problema. 

Desde ya le agradezco su respuesta…

Vivian.

 

Vivian, te comento que el Sindrome Urologico Felino (o FUS, que es lo que tiene tu gato) es un problema que no está del todo dilucidado. Lo normal es echarle toda la culpa al alimento, cosa que hoy día se está discutiendo, hablándose inclusive de causas genéticas.

Lo que sí es claro es que al ser una enfermedad principalmente metabólica, la solución no es sencilla. El tratamiento pasa principalmente por disminuir el daño que causan los cristales y tratar la causa. El daño de los cristales es a nivel vejiga
, para hacerla fácil: los cristales “lastiman” la vejiga y como está en un medio lleno de bacterias, todo el tracto urinario se infecta. Esa infección se combate con antibióticos, pero esto a veces lleva bastante tiempo de tratamiento.

Obviamente que a nivel general el daño es mayor cuando el gato “se tapa”, la orina no sale y el gato sufre una “intoxicación endógena” (se envenena a sí mismo) por no sacar los tóxicos de su organismo. Esto le puede costar la vida, por eso hay que estar muy atento a los signos. ¿El principal de ellos?: el gato va a las p
iedritas, hace fuerza como para orinar o defecar… y no pasa nada. Puede ser una verdadera urgencia, ya que los tóxicos internos actúan rápidamente.

En tu caso el gato no “está tapado”, tanto mejor. Pero tenés que armarte de paciencia para que se vayan todos los síntomas. Puesto que el alimento no es el 100% culpable, tampoco cambiarlo es el 100% de la solución. Por otra parte, la vejiga no se restaura rápido, la infección puede sobrevivir varias semanas y el pobre gato tiene la sensación eterna de ardor en el tracto urinario, es decir: tiene ganas de “hacer pis” todo el tiempo. En estos casos se altera el comportamiento y muchos gatos dejan de buscar las piedritas, es normal. No quiero ser agorero, pero suele pasar también que gatos que “se tapan” y se curan, más tarde o más temprano vuelven hacer episodios similares.

No tengo mucho más para decirte salvo que sigas las indicaciones del veterinario, estés atenta y te armes de paciencia.

Gracias por consultar!

Dr. Roberto F. Giménez
Médico Veterinario – MP: 6491

Imagen: gatosdomesticos.com